Transporte de última milla: Qué es y por qué es importante

Qué es la última milla

Actualmente, las compras online son una parte de la vida cotidiana. La vida no se entiende igual sin las compras a través de internet. Todo lo que deseamos tener es sencillo adquirirlo con el ecommerce y nos lo llevan a la misma puerta de casa sin complicaciones: no tenemos que acudir a la tienda, ni esperar colas, ni cargar peso y, a veces, hasta es más económico que en la propia tienda física. En este punto aparece un concepto denominado el transporte de última milla que es precisamente, ese recorrido final que hacen los productos (paquetes) cuando llegan a la ciudad de destino hasta que se entregan al cliente en la dirección señalada en la compra. Esta denominación también se conoce como distribución capilar ya que cada paquete se agrupa y se distribuyen por zonas o ramificaciones.

Por qué es importante

El cliente cada vez es más exigente y las empresas de logística deben responder a esas exigencias. El comprador contrata un servicio de reparto con unas condiciones para poder tener su producto en un tiempo récord. Es aquí donde recae la importancia de una buena gestión logística ya que las empresas de reparto tienen que llegar a un punto intermedio entre el mejor y más rápido servicio a sus clientes pero que les suponga una inversión reducida. En el transporte de última milla es donde suben más los costes para las empresas de logística ya que la distribución de última milla es mucho más detallada que cargar un camión y llevarlo de un almacén en una ciudad a otro almacén en la ciudad de destino: una calle concreta, una hora concreta, varios vehículos para varios paquetes con destinos distintos dentro de la misma ciudad; contratación de más personal, etc.

Además, también pueden existir una serie de contratiempos que influyen en la entrega de la paquetería como el tráfico, obras, cortes de circulación y otros problemas adversos que pueden impedir unos plazos acordados con el cliente.

Principales puntos logísticos para el éxito de un reparto de última milla

  • Distribución de última milla correcta y sin errores (correcta realización en la división de cada tipo de paquete).
  • Coordinación por parte del transporte de última milla (cada vehículo con una organizada distribución que no entorpezca al resto de la flota).
  • Reparto de última milla directamente al cliente atendiendo a sus exigencias: puntualidad, producto cuidado, presentación impecable del producto.

Herramientas para optimizar el transporte de última milla

Es importante contar con una buena herramienta de gestión para que el transporte de última milla sea impecable y el cliente quede satisfecho con la entrega de su paquete. Si no se planifica correctamente esta fase final, la empresa de logística puede empeorar su imagen de cara al cliente final como a su cliente de origen (la empresa que ha vendido ese producto al cliente).

Características para optimizar el reparto de última milla

Para que el reparto de última milla tenga buen resultado se necesita diseñar una buena ruta de transporte previa junto a otros factores de vital importancia para el éxito del proceso final:

  • Conocer la situación de la flota de vehículos disponibles
  • Diseñar la ruta de transporte
  • Condiciones de la ruta (velocidad, tráfico, restricciones…)
  • Controlar las zonas de carga y descarga
  • Conocer qué se va a transportar
  • Condiciones horarias y de entrega
  • Cuidado del producto durante el transporte y en el momento de la entrega

Desventajas si el transporte de última milla no es correcto

Si las empresas de logística no planifican correctamente una ruta óptima para conseguir que la entrega de sus paquetes sea la acordada, se puede enfrentar a diferentes factores que pueden hacer peligrar la vida empresarial de la empresa. No solo el famoso ‘envío gratis’ que cada día está más a la orden, supondrá que el cliente busque otras muchas alternativas más económicas (GRATIS) que una opción de pago y con un servicio que no ha cumplido las expectativas, en el caso de haber tenido esa experiencia con la empresa logística; también hay otras muchas desventajas que se deben tener en cuenta para mejorar el reparto de última milla porque si no se cumplen los plazos acordados:

  •  El cliente no quedará satisfecho
  • El cliente reclamará a la empresa donde hizo la compra online
  • La empresa que ofrece el producto rescindirá de la empresa de paquetería
  • El cliente opinará mal tanto en sus círculos habituales como en páginas de opiniones online
  • Falta de confianza en general
  • Bajan los pedidos de paquetería y  mensajería
  • Poca distribución
  • Costes y gastos no afrontables

Estos factores negativos para una empresa de logística pueden llevar al cierre total de una empresa por lo que la planificación y la optimización correcta del transporte de última milla será la clave del éxito para destacar entre las demás empresas de la competencia.

En BKL, apostamos por la movilidad sostenible con vehículos eléctricos preparados para el transporte de grandes volúmenes de carga que, ofrecen una ventaja en los repartos de última milla en centros urbanos.

es_ESES